jueves, 28 de febrero de 2013

Las tortugas terrestres



Existen diferentes variedades de tortugas terrestres que gozan de gran popularidad como animales de compañía ya que son reptiles tranquilos y muy pacíficos.

 

Algunas de esas especies son la tortuga mediterránea , la tortuga rusa, la tortuga estrellada o la tortuga argentina. Algunas especies de tortugas se encuentran en peligro de extinción y está prohibida su venta y su tenencia en cautividad por lo que es muy importante que las adquiramos a un criador oficial con numero de núcleo zoológico. Si hacemos esto evitaremos contribuir a la caza ilegal que tanto daña el ecosistema.

Los cuidados de este animal  no son demasiado costosos ni muy difíciles. Por estas razones, y otras mencionas anteriormente, son por las que se considera a la tortuga una de las mascotas más recomendables para los niños. Aun así, debido a su boca en forma de pico y a sus fuertes mandíbulas, nunca debemos dejar a los niños solos con ellas porque sus bocados son muy dolorosos. 

Características generales de la tortuga terrestre.


Las tortugas poseen un tronco ancho y corto cubierto por un caparazón que lo protege. En la parte trasera, sobresalen dos patas y la cola que dependiendo de la especie es más o menos ancha o larga; en la parte delantera se encuentran otro par de patas y la cabeza con un cuello ancho y largo que pueden estirar o contraer para protegerse dentro del caparazón.

Una gran parte de su columna vertebral está adosada a su caparazón: por lo tanto, la respiración se produce por movimientos abdominales y no de la caja torácica. 

Su metabolismo está asociado a la temperatura ambiental por eso hibernan en otoño-invierno aunque en cautividad esta hibernación llega incluso a desaparecer ya que dentro de su terrario y en nuestros hogares la temperatura se mantiene constante durante todas las estaciones del año.

Las tortugas, al igual que otros reptiles, mudan la piel, pero en un proceso más lento y progresivo. También mudan los escudos del caparazón.

¿Cuánto vive una tortuga de tierra?

Las tortugas terrestres son animales muy longevos. Pueden llegar a vivir entre 50 y 60 años, pero existen infinidad de casos documentados de tortugas que han vivido más de 80 años. Esta longevidad tan extensa es una característica a tener en cuenta cuando decidimos adoptar a una tortuga como nuestra mascota, ya que en muchos casos será una mascota para toda la vida.

¿Qué comen las tortugas de tierra o tortugas terrestres?



 Las tortugas terrestres son animales omnívoros que pueden comer muchos tipos de frutas y verduras e incluso, para completar su dieta, podemos añadir algo de carne (mejor si es cocinada porque evitaremos que puedan enfermar por los microbios que se encuentran en la carne cruda).



 
También debemos aportarle calcio y fósforo porque son elementos muy importantes en la alimentación de la tortuga terrestre, ya que de ellos está compuesto su caparazón y los necesita para mantenerlo fuerte y sano. Los mejores alimentos son los que contienen más calcio que fósforo (espinacas, higos secos, acelgas, diente de león, perejil...).

Otros alimentos importantes son vegetales y frutas como lechuga, tomate, pepino, zanahoria, melón, manzana… No obstante, cada vez que incluyamos un alimento nuevo en su dieta debemos vigilar, después de la ingesta, a nuestra tortuga porque algunos alimentos pueden provocarles diarreas y es mejor evitarlos para que no se deshidraten.


¿Alojamiento adecuado para una tortuga de tierra?

Un alojamiento adecuado para una tortuga de tierra empieza con un buen terrario acorde en tamaño a nuestra mascota. Este debe contener unos elementos imprescindibles tales como:

 -Unafuente de calor externa. Hay varios tipos de radiadores, por ejemplo las piedras radiantes, que sin duda son la mejor opción para las tortugas.

- Un refugio. Es muy importante que tengan un refugio dentro del terrario donde poder meterse a descansar.

-Un bebedero. Siempre tienen que disponer de agua limpia y fresca (en verano consumen muchas más agua y hay que prestar mayor atención para que no se queden sin ella).El bebedero tiene que ser nada profundo y pesado para que no lo puedan volcar fácilmente. Los más indicados son los bebederos para reptiles de cerámica.

- Un sistema de iluminación artificial que le proporcione rayos UVA que simulen al sol ya que los rayos de sol ayudan a los reptiles a producir vitaminas y a que el calcio se fije en su organismo. Si podemos, es mucho mejor que nuestra tortuga tenga luz natural.

-Sustrato en la base del terrario que permita a la tortuga estar cómoda y pueda enterrarse si lo desea simulando lo más fielmente posible el entorno en el que viviría en la naturaleza. Para cada especie de tortuga hay un sustrato específico más o menos húmedo o más o menos compacto.





Y por último, hay que tener en cuenta que, aunque le proporcionemos a nuestra tortuga el mejor terrario, son animales que caminan mucho y necesitan mucho espacio. Lo más aconsejable es que las dejemos sueltas por casa o por el jardín varias horas al día. Siempre manteniéndolas vigiladas fuera del alcance de otras mascotas, como perros y gatos, que las puedan dañar al confundirlas con juguetes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada